Proof of play: Gamers creadores de criptomonedas

El concepto principal del algoritmo de prueba de juego es que los jugadores que participan en un juego en particular sean los creadores de nuevos bloques y quienes validen los mismos.

Un protocolo menos complicado

PoP(Proof of Play) o algoritmo de Prueba de Juego es uno de los algoritmos alternativos que han sido desarrollados para contrarrestar las desventajas que presenta la minería de Bitcoins y de las criptomonedas en general que operan con el protocolo PoW.

El enorme consumo de energía durante el proceso de creación y validación de bloques de las Blockchains, representa un inconveniente para quienes se dedican a la minería de criptomonedas. Esto ha llevado al desarrollo de otros algoritmos como PoS(Proof of Stake) y DPoS(Delegate Proof of Stake), así como algunos más que se han ido desarrollando.

Proof of Play podría considerarse un protocolo derivado de PoS, en el que la intención es que los usuarios puedan probar su participación en un juego, el cual debe tener un ganador. Un innovador protocolo para la minería de criptomonedas en el cual las monedas sólo pueden ser extraídas por la carga de trabajo cognitiva, en este caso la participación en un juego. 

La propuesta PoP busca la validación de bloques y generación de criptoactivos por medio de asignación de retos a través de un juego, y en lugar de confiar en un trabajo realizado por computadoras, se basa en un trabajo realizado por el usuario a través del juego.

El proyecto inicial en usar este protocolo fue Huntercoin, desarrollado por la compañía Xaya,  y aunque existen otras propuestas creadas con la tecnología de Ethereum, este protocolo no se ha consolidado fuertemente en el mercado, siendo su principal problema las posibles fallas de seguridad, por lo cual esta alternativa no ha tenido gran éxito como las anteriores. 

Aunque han pasado ya varios años desde el surgimiento del concepto de prueba de juego, este protocolo no se encuentra aplicado en gran manera a muchas criptomonedas. La información referente a su funcionamiento es la que ha sido publicada precisamente por parte de los pocos que lo han establecido en sus productos. Pero varios foros y bloggers han tocado el tema promocionándolo como una de las mejores opciones para la mineria de criptomonedas. 

Generación y validación de bloques a partir de un juego

A diferencia de Proof of Work, Proof of Play en vez de buscar un algoritmo, intenta encontrar una entrada para el juego de manera que el nivel generado pseudo aleatoriamente desde el bloque se pueda completar con esta entrada. En lugar de comparar el hash con el valor objetivo, comprueba que el tiempo que llevó completar el nivel con la entrada haya sido menor que el tiempo objetivo asignado.

Ya que tener un sólo nivel por bloque no sería bueno, existe un costo adicional, un valor que se utiliza en la generación de un nuevo nivel, el cual puede ser verificado por cualquier nodo y se puede completar con la entrada en el tiempo requerido.

El concepto principal del algoritmo de prueba de juego es que los jugadores que participan en un juego en particular sean los que creen y validen nuevos bloques, aprovechando la actividad de los usuarios que dedican una gran parte de su tiempo y los recursos de procesamiento de sus computadoras. Para implementar esto es necesario un juego con la capacidad de registrar todos los movimientos de juego en la cadena de bloques, y permita la creación o validación cuando se cumplan ciertas condiciones.       

Proof of Play no se trata únicamente de «recompensar a los jugadores», ya que también podría ejecutar un mecanismo de prueba de juego que nunca emite ningún token como recompensa para el jugador, sino que sólo permite verificar que el juego se haya llevado a cabo correctamente. 

Es esta capacidad de verificación la que lo convierte en la prueba de juego, no la recompensa en sí misma. La prueba de juego sólo lo hace para que se puedan asignar recompensas de una manera que sea probablemente justa, pero esto es sólo un buen efecto secundario adicional, que no forma parte de su definición. El factor distintivo consiste en la capacidad para verificar de forma independiente la corrección del juego. 

No se puede tener ninguna prueba de juego sin que se graben algunas pruebas. Con un sistema adecuado de minería humana de PoP, siempre se podrá»recrear» una repetición de la acción que se llevó a cabo, o el juego que se jugó, y llegar a la misma conclusión de quién lo ganó, sin depender de ninguna autoridad central. Si el sistema no puede volver atrás y verificar el historial de las acciones de juego, entonces no es prueba de juego. 

Los juegos como recurso aprovechable

Los videojuegos han tenido impacto en muchos sectores y han ido mucho más allá del ocio; de hecho, la propia industria de la tecnología ha avanzado gracias al impulso que le han dado los videojuegos. 

Quizás se pueda pensar que la relación es al revés, que primero avanza la tecnología y luego los videojuegos; sin embargo, en esta relación tan especial, a lo largo de los años hemos podido ver dispositivos y tecnologías que hoy en día son de uso general y que han tenido su origen en el mundo de los videojuegos y el ocio electrónico.

Esta actividad que implica un porcentaje altísimo de utilización del tiempo y tecnología, puede ser aprovechada de manera importante en otra actividad mucho más productiva, como la minería de criptomonedas.

¿Cómo debe ser un juego con Proof of Play?

Los juegos desarrollados o adaptados a este algoritmo deben tener unas características determinadas. Algunas de éstas podrían ser:

  • Latencia:  no deben depender de la baja latencia de la red debido a la naturaleza de la confirmación de las transacciones en la cadena de bloques, ya que en casi todas las cadenas de bloques se cuenta con pocos segundos para la confirmación de las transacciones.
  • Determinista: Un juego para Proof of Play debe ser determinista debido a que los motores de física generalmente se implementan utilizando aritmética de punto flotante, lo cual representa un problema, ya que dependiendo de las opciones de CPU, se pueden dar resultados ligeramente diferentes. Esto es inaceptable en la minería de criptomonedas pues el resultado debe ser el mismo para todos los pares, de lo contrario la red sería bifurcada.
  • Juego por turnos: Enfrentando los problemas de seguridad que se generen en estas actividades de minería de criptomonedas, lo ideal es que los juegos que utilicen PoP para la validación de bloques de criptomonedas no se jueguen en tiempo real, sino por turnos. Debe tener una dificultad de juego variable, que no sea fácil de dominar a fin de que a los participantes no puedan crear bots que puedan cumplir con las condiciones para crear o validar bloques.
  • PvP: Así mismo un juego que se puede usar para este propósito deberá ser exclusivamente PvP(jugador contra jugador), es decir un juego como el ajedrez, el cual podría cumplir con las condiciones del protocolo, o igualmente un juego que no permita sorteos.
  • Juegos de cartas coleccionables pueden cumplir también con las características necesarias para ejecutarse con este protocolo, pues podrían adaptarse muy fácilmente a la tecnología blockchain. Por ejemplo, las tarjetas pueden ser activos digitales que residen en el blockchain y la moneda del juego utilizada para comprar tarjetas/paquetes pueden ser criptomonedas. 
  • Tiempos cortos: Otro elemento a tener en cuenta es que la duración promedio de un juego que opere con PoP debe manejar un tiempo corto, principalmente porque daría lugar a la creación de bloques con mayor frecuencia.
  • Los bloques nuevos se crean tan pronto como alguien termine un juego. Dado que muchos jugadores terminan un juego durante un período de tiempo, se necesita un algoritmo que elija qué jugador sería el que creará un nuevo bloque y cuál sería su recompensa, la cual es la misma tanto para los creadores como para los validadores de bloques. 
  • Obligatoriamente Blockchain: Un juego que opera con PoP funciona con la generación de copias de si mismo, las cuales se generan automáticamente en la medida en que cada reto es solucionado, es decir, desde el momento en que un jugador resulta ganador del juego, el sistema genera una copia para que otros puedan participar del mismo. Esto con el fin de generar un bloque diferente al que ya validó el juego ganadoen base al mismo reto, lo que representa que obligatoriamente estos juegos deban ejecutarse en una red de blockchain

Algunas  ventajas del protocolo PoP son:

Dentro de las ventajas que ofrece Proof of Play, se encuentran que un usuario podría ser partícipe de éste sin la necesidad de grandes equipos o hardware sofisticado. Lo único que se necesita para minar es una computadora promedio y algunas habilidades en los juegos de computadora. Así mismo no necesita gastar enormes cantidades de energía.

En el concepto inicial de desarrollo de su protocolo de consenso, los creadores de Huntercoin expresaron: 

“Con el protocolo proof of play se juega un juego simple para recolectar monedas en un mapa que tiene un elemento de combate Jugador contra Jugador para luchar por los recursos. Esto puede denominarse minería humana(o IA), y la competencia, que se ha vuelto más difícil con el tiempo, puede denominarse nivel de dificultad Humano(o AI)… Criptográficamente seguro, descentralizado e innovador… una prueba experimental en vivo para ver cómo la tecnología de la cadena de bloques podría manejarse por completo en los mundos de juego”. 

El uso de Blockchain en este tipo de juegos garantiza que sean casi imposibles las fallas de seguridad en la red.

Adicionalmente, Proof of Play permite conectar lugares del mundo real temporales para comunicación fuera de banda y juegos virtuales con entornos Blockchain, a fin de lograr un consenso acerca de las distribuciones de la génesis  y otras características iniciales, así como cambios de gobierno para tokens no nativos.

Igualmente Proof of play combina recursos dentro y fuera de la cadena en entornos naturales y digitales para una prueba cooperativa de trabajo humano sin rompecabezas.   

¿Proof of Play o Proof of Stake?

El mercado de los juegos digitales ha crecido a tal punto que tan sólo entre el 2017 y el 2018 se calculan ganancias equiparables a los ingresos totales del mundo de la música desde sus inicios. Se estipula que la industria de videojuegos podría concentrar ganancias de hasta 180 mil millones de dólares para el 2021

Es debido a este potencial crecimiento económico de la industria, que la introducción de las tecnologías de criptoactivos en las plataformas de juegos digitales se han convertido en uno de los acontecimientos más sonados del último año, augurando no sólo una adopción a gran escala de las redes DLT sino también la incorporación de nuevos modelos económicos y de recreación.

Existen en la actualidad cientos o quizás miles de juegos de video que se han creado en base a Blockhain y que permiten la generación de criptomonedas o tokens, algunos que pueden ser negociados fuera del juego y otros que son de uso exclusivo dentro del mismo (no fungibles).

Seguridad de la red

Pero esta modalidad de juegos digitales basados en cadenas de bloques, no implica necesariamente la implementación de un protocolo de “prueba de juego” para su funcionamiento, y ya que la gran mayoría de estos tienen como respaldo la Blockchain de Ethereum, cuyo protocolo de consenso se refiere a PoS o prueba de participación, se podría pensar, que la prueba de juego evaluada representa la participación del jugador, en el proceso de validación de un bloque.

Es decir, la gran mayoría de estos juegos, a través de los cuales se pueden validar bloques y generar criptomonedas, operarían con un protocolo de consenso de prueba de participación, en el cual esta participación se refiere a cumplir los retos establecidos en un juego.

Como pioneros en el desarrollo de juegos digitales que permitan la generación de criptomonedas a través de la validación de bloques en cadena, se encuentran los creadores de Huntercoin, el primer juego en implementar el protocolo de prueba de juego, asi mismo Motocoin y PopCoin.

Podría decirse que estos tres juegos representan un ejemplo de la aplicación real de un algoritmo de consenso de prueba de juego. Aunque posteriormente se han generado muchos juegos más que operan con blockchain para la generación de criptoactivos, su protocolo es más una prueba de consenso, en los cuales solo es necesaria la participación en la generación del bloque, y no el cumplir con el reto propuesto por el juego.

Muchas compañías desarrolladoras de videojuegos, están ingresando exitosamente en el mundo Blockchain, para lo cual han presentado o están a puertas de hacerlo, nuevas versiones de juegos ya reconocidos por el público, pero actualizados con la tecnología Blockchain, e incorporando como modalidad novedosa, la generación de criptoactivos. 

Un gran inconveniente que surge con la implementación de juegos que ofrecen recompensas monetarias, está en referencia a las trampas, ya que cada día crece más el número de hackers que se las ingenian para violar los protocolos de seguridad de los juegos a fin de sacar un provecho ilegítimo de éstos.

Aunque no existe una ley contra las trampas en los videojuegos, es responsabilidad de las compañías el penalizar a aquellos que hacen uso de estas, pero también es una necesidad urgente el desarrollar estrategias para atajar a aquellos que vulneran o corrompen software de terceros de manera ilícita.

Algunas compañías desarrolladoras de juegos que ofrecen recompensas monetarias, han desarrollado protocolos de seguridad basados en Blockchain, los cuales funcionan con el protocolo Proof of Play.

Estos protocolos de seguridad son creados como una cadena lateral a la red de Blockchain utilizada, la cual propone un validador entre los jugadores y el juego en sí. Para cada competencia de un juego, un contrato inteligente está integrado y rige las reglas con respecto al cálculo de puntos.

Las acciones de cada jugador se registran tal como están y el validador compila los movimientos en las puntuaciones. Los validadores también determinan el ganador basándose en la puntuación más alta.  

La red establece una relación sin confianza entre el validador, el jugador y el juego en sí, lo que incluye a los desarrolladores del mismo, pues este entornos es la única manera de generar confianza entre los unos y los otros.

Estos sistema deberán utiliza un motor de consenso tolerante a fallas, el cual debe ser bastante resistente a los ataques de doble gasto, utilizando para ello un software para replicar de forma segura y consistente una aplicación en muchos dispositivos. Asi mismo es necesario un protocolo totalmente determinista, para que no haya aleatoriedad, y los validadores son elegidos de esta misma manera a través de una función matemática definida desde la implementación.

Este sistema permite establecer el peso del validador, su elección y turno de proponer el bloque, y establece las condiciones de cambio de validador después de cada ronda de juego. Estos validadores obtienen un incentivo monetario por cada bloque producido.  

Proof of Play ha demostrado ser un protocolo seguro, y aunque su implementación aún es lenta, las tecnologías que la han implementado, reportan excelentes resultados en cuanto aceptación y seguridad.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *