¿Qué es el Blockchain y cómo está cambiando el mundo?

Los especialistas más atrevidos le dan la categoría de institución tecnológica hasta el punto de considerarla el instrumento que sacudirá los cimientos de la forma en que operan los gobiernos.

Blockchain, la tecnología detrás de Bitcoin

Día a día es más común escuchar términos como criptomonedas, bitcoin, dinero digital y Blockchain, en temas relacionados con las tecnologías innovadoras y disruptivas, lo cual nos lleva a ser cada día más conscientes del rápido avance y transformación del mundo en lo que a ciencia y tecnología se refiere.
   
Más de tres décadas atrás, la aparición del Internet representó un enorme salto tecnológico que en ese momento no se alcanzó a percibir, ni siquiera por parte de sus primeros desarrolladores. Internet cambió la forma como las personas nos movemos en muchas esferas de nuestras vidas, pero sobre todo en la comunicación.
   
Con la publicación del protocolo de Bitcoin en el año 2009, su desarrollador Satoshi Nakamoto dio a conocer la tecnología detrás de la criptomoneda, una red descentralizada que permite que las transacciones a través de Internet no necesiten de intermediarios que puedan interferir en su contenido, la que al día de hoy conocemos con el nombre de Blockchain o cadena de bloques, que permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y que genera más confianza que los intermediarios en materia de seguridad.
 

Descentralización de la información y los procesos

Es precisamente su característica de descentralización la que le da trascendencia a Blockchain, su funcionamiento como un registro público, comparable a un libro contable, que refleja quien posee qué y quién gestiona qué, donde todas las transacciones allí asentadas se protegen con criptografía y el historial es guardado en bloques de datos que se agrupan y forman una cadena, añadiéndole un valor superior por la imposibilidad  de falsificación de los registros.  
   
Para cualquier sector que maneje una base de datos centralizada es bastante atractiva la tecnología Blockchain, ya que poner un sistema de bloques le traerá numerosos beneficios tanto para las entidades como para sus clientes, sobre todo en los esquemas de seguridad, que siempre han representado su mayor dificultad. 
   
Aunque las criptomonedas han generado un gran impacto y representan una importante revolución dentro del concepto de manejo del dinero, es esta tecnología Blockchain lo que sorprende más. Blockchain es una herramienta que transformará el mundo de las finanzas y la forma en que los humanos hemos intercambiado bienes y valores hasta hoy. Los especialistas más atrevidos le dan la categoría de institución tecnológica hasta el punto de considerarla el instrumento que sacudirá los cimientos de la forma en que operan los gobiernos, bancos, instituciones, contratos y empresas como eBay, Uber y Amazon.

Tecnología para la confianza

Con el desarrollo de los contratos inteligentes, los cuales permitirán hacer acuerdos sin revelar información confidencial entre las partes involucradas, nos encontramos ante la novedad de poder estipular las reglas y condiciones de los contratos en un software de forma encriptada que nadie pueda falsificar. Lo disruptivo es que la ejecución del contrato también se puede digitalizar, el cumplimiento de lo pactado en objeto, tiempos y remuneración,  pues con este tipo de contrato el software ejecuta el contrato, libera el dinero a pagar por el contrato, o no lo hace si no se ha cumplido, sin necesidad de una autoridad central que regule este proceso, lo cual daría origen a un mundo donde no se pueda dar justificación a la corrupción.
   
Otro sector que podría vivir una revolución gracias al Blockchain es el del voto electrónico, hasta ahora una opción inviable en las democracias debido a los hackeos. Con este sistema, los problemas que impedían el uso real del voto electrónico desaparecen tras la eliminación de intermediarios, lo que definitivamente es un recurso valioso para los procesos electorales, e incluso para que los gobernantes elegidos puedan cumplir sus promesas electorales y puedan ser exigidos a ello. 
   
Ya existen varios gobiernos que han comenzado a crear aplicaciones basadas en Blockchain para mejorar la transparencia de su gestión, como el caso de Estonia y Brasil.  Blockchain representa también una garantía para evitar los “errores humanos”, los sobornos, el clientelismo, los incumplimientos. Si contratos sociales como las bases de los concursos públicos para las contrataciones se blindan en una Blockchain, con asignaciones de éstos que se ejecuten a través de contratos inteligentes se le imprime a estas acciones una garantía de transparencia, que tenga en cuenta las mejores características de aplicabilidad de los concursantes.
   
El sector bancario y financiero lidera este movimiento de migración hacia Blockchain, seguido por las aseguradoras, las empresas de telecomunicaciones o de energía. Estos son sólo algunos de los sectores del mercado que se pueden beneficiar de una correcta aplicación de esta tecnología y, por eso, investigan las propiedades y características de esta nueva tecnología ante el temor fundado de que pueda amenazar su modelo de negocio actual.

Evolución de Internet

Blockchain lidera la revolución del Internet, llevándolo a pasar de lo que conocemos como el Internet de la Información al Internet del Valor, ya que la más grande ventaja que trajo Internet en su momento estuvo relacionado a la comunicación y el manejo de la información. Pero las implicaciones que Blockchain trae para Internet, aunque teóricamente se enfoque precisamente en la seguridad de la información que se maneja en la red, repercuten más en lo que esa seguridad representa al momento de asignarle valor a las transacciones económicas o contractuales que se hacen a través de ésta.
   
Ciberseguridad, identidad digital, salud, apps para la banca, cadenas de suministros, proveedores de energía, seguridad pública y transporte, compras en línea, donaciones, educación, derechos de autor, propiedad de bienes y tierras… Las posibilidades de aplicación de Blockchain son innumerables, prácticamente infinitas y afectan a todos los ámbitos de negocio en los que podemos pensar, y algunos nuevos que están por aparecer, lo que hace que posiblemente estemos ante un cambio tan trascendental como lo fue Internet. 
   
Al mirar atrás y revisar aquellas tecnologías que prometían una revolución similar entonces, podemos sorprendernos cuando vemos entre ellos el Big Data, las redes sociales, los discos duros sólidos, el Cloud Computing, los libros electrónicos y las impresoras 3D. Con total seguridad, dentro de unos años nos sorprenderemos de haber dudado de que el paradigma Blockchain tuviese futuro.
Artículo anteriorArtículo siguiente