101 de la minería de criptomonedas

Los procesos para ejecutar la minería de criptomoneda están ligados al funcionamiento particular de la blockchain en la que operan

Criptomoneda es uno de los términos más mencionados en la red durante los últimos años pero que poco a poco se fue convirtiendo en uno de esos conceptos que todos conocen pero pocos saben explicar con profundidad. Pero más allá de la definición establecida por los expertos para estos activos digitales, las criptomonedas son el instrumento financiero de mayor interés en la actualidad y representan la posibilidad de revolucionar el sistema económico tal como se conoce actualmente.

Pero, de dónde surgen las criptomonedas? 

Bitcoin es la primera moneda electrónica descentralizada y pseudo-anónima del mundo creada por Satoshi Nakamoto en el año 2009 (La verdadera identidad de Satoshi Nakamoto sigue siendo desconocida hasta el día de hoy). Desde entonces Bitcoin ha revolucionado el mundo financiero mostrándose como una alternativa económica al sistema monetario tradicional. 

El principal cambio es que no existe ninguna entidad, organismo o grupo que pueda alterar las condiciones de su funcionalidad. Para el acceso a las criptomonedas tampoco existen intermediarios, sino que son los propios usuarios de estas los que negocian con ellas sin necesidad de entidades financieras.   

Bitcoin fue creado para operar como un medio de intercambio electrónico, seguro y rápido para la adquisición universal de bienes y servicios, y que gracias a sus novedosas características y su volumen de mercado la mantienen como número uno en el mundo hasta el día de hoy. Detrás de Bitcoin existe una tecnología innovadora más avanzada y con un potencial de aplicabilidad mucho mayor.

La tecnología Blockchain es un sistema digital que garantiza la validez de la información y propone una nueva forma de proveer seguridad a todo tipo de transacciones. Actúa como un registro contable en el que mediante procesos criptográficos se ejecutan sofisticados algoritmos matemáticos que proporcionan seguridad, rapidez y bajo costo.

Blockchain (Cadena de Bloques) es una base de datos descentralizada que funciona como un libro digital inalterable de transacciones que permite que la información digital sea distribuida, sin que sea copiada y almacenada en ningún lugar, manteniendo muy altos niveles de seguridad. 

Toda la información que se guarda en la cadena de bloques, está respaldada por una base de datos compartida y debido a que no está almacenada en una sola ubicación, los registros son fácilmente identificables, permitiendo la accesibilidad a todas las personas en la Internet, puesto que está instalada en millones de computadoras que se enlazan simultáneamente.

Es en esta sofisticada tecnología que operan las criptomonedas, permitiendo que se lleve a cabo un novedoso sistema de  intercambio digital que funciona con criptografía, a fin de asegurar y verificar las transacciones financieras y controlar la creación de nuevas unidades de criptomonedas.

Generando más criptomonedas

De igual manera como los gobiernos emiten cada vez más unidades monetarias impresas en papel o monedas, las criptomonedas requieren de un proceso para ser generadas el cuál se conoce con el nombre de minería de criptomonedas. Las criptomonedas son generadas gracias a la ejecución de un conjunto de procesos de validación y procesamiento de las transacciones dentro de una blockchain.

Al ser confirmadas las transacciones o procesos de una blockchain se emiten nuevos criptoactivos que son asignados como recompensa a quien haya participado y logrado validar un nuevo bloque de la cadena. Estas recompensas están conformadas por la emisión de nuevas monedas y el pago de comisiones, valores que varían de acuerdo al sistema monetario de la red blockchain para la cual se realice la labor.

Realizar la labor de minería depende de los algoritmos que use la red Blockchain para alcanzar el consenso distribuido, entre ellos se encuentran: Prueba de Trabajo (Proof-of-Work, PoW), Prueba de Participación (Proof-of-Stake, PoS), entre algunos otros. Desde el nacimiento de este innovador sistema de intercambio financiero digital, son muchas las criptomonedas que han surgido y con ellas el desarrollado muchas redes Blockchain, así como muchos otros protocolos de consenso.

Los protocolos Blockchain

El grado de facilidad o dificultad en la minería de las criptomonedas depende de cada una de ellas mismas. Si bien es cierto que Bitcoin es la primera criptomoneda y la más popular, en la actualidad existen muchas alternativas, también conocidas como Altcoins. Cada una de estas monedas tiene sus propios algoritmos y costos de minería.

Así, por ejemplo en la minería de bitcoin, la cual se lleva a cabo con el protocolo PoW, los equipos utilizados deben tener características específicas con procesadores y tarjetas de video avanzadas, los cuales son a la vez muy costosos, que deben permanecer activos durante muchísimo tiempo para poder tener la opción de ser el ganador de la validación del bloque y de la recompensa, lo que implica también una inversión exagerada de tiempo y electricidad.

Junto con la popularidad de la minería, la complejidad de la red Bitcoin también crece. La situación se explica fácilmente por el hecho de que los cálculos necesarios para la producción de la criptomoneda son cada vez más complejos, y el proceso de minería toma más tiempo y más recursos energéticos.

Entre un 30 a 60% de las ganancias obtenidas en la minería se gastan en costos de energía. Las cifras señalan que para mantener toda una infraestructura informática funcionando a plena capacidad se requiere de enormes cantidades de dinero para tener mayores posibilidades de ganar las recompensas de la actividad minera.   

Los grupos de minería (también llamados pools) son una forma en que los mineros trabajan juntos para aumentar la eficiencia y conveniencia, mientras dividen las recompensas. La minería en grupos inició cuando la dificultad de minado en la red Bitcoin aumentó hasta el punto en que podría tomar años para los mineros más lentos generar un bloque.

La solución a este problema fue agrupar sus recursos para que pudieran generar bloques más rápido y por lo tanto recibir una porción de la recompensa Bitcoin sobre una base constante, en lugar del azar una vez cada pocos años.

Más criptomonedas, más blockchains, más protocolos

En la actualidad existen alrededor de 1.300 criptomonedas, a las cuales se les conoce con el nombre de monedas alternativas o altcoins, esto debido a que las criptomonedas representan una innovación en constante evolución que está siendo asumida por muchos sectores de la economía a fin de darle un mejor uso a la tecnología blockchain y aprovechar su uso en diversos sectores.

Así  mismo los desarrolladores blockchain se enfocan en la creación de nuevos activos digitales que operen con protocolos más amables con los mineros y, no menos importante, con el medio ambiente, a causa del impacto que esta actividad genera por el excesivo gasto energético.

Es así como han surgido protocolos alternativos como Proof of Play, utilizado por Motocoin, Proof of Space y Proof of Time, desarrollado para Chia Coin, y uno de los más innovadores Proof of Achievement desarrollado por Ariancoin, los cuales tienen como mayor objetivo eliminar las desventajas que otros protocolos presentan, entre las cuáles se encuentra la pérdida de la descentralización, el alto costo en equipos y el consumo energético excesivo.

Entre los nuevos protocolos queremos destacar uno en especial, se trata de PoAch (Proof of Achievement) por tratarse de un protocolo único e innovador que basa su proceso más en la actividad que realiza el minero a través de su dispositivo que en las características del mismo y sus capacidades. Estas características permiten que la minería se lleve a cabo con actividades sencillas como participar en un videojuego para alcanzar una meta y lograr la validación de los bloques de la cadena.

Gracias a estos nuevos protocolos la minería de criptomonedas puede hacerse de forma más inteligente y sin necesidad de costosos equipos, tener grandes conocimientos o asociarse en granjas o pools de minería, para poder disfrutar de los beneficios que esta actividad digital puede aportar a la transformación de la economía de muchas personas.

Esperamos que la información reunida en este artículo sea de ayuda para aclarar tus dudas y te aporte el conocimiento necesario para aumentar tu interés en el ecosistema digital, así que te invitamos a dejar tus comentarios y a suscribirte a nuestro Newsletter, para que te mantengas informado.   

Artículo anteriorArtículo siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *